SINDROME DE REITER

El ser humano no está hecho para sufrir, prueba de ello es que le duele… Esta frase puede ser el comienzo de la disertación de cualquier erudito de la medicina actual y que está convencido de ganar la batalla que a diario libra contra los dolores de sus pacientes.

Entre las lesiones que más hacen sufrir, están las enfermedades reumáticas y el síndrome de Reiter es una de ellas.

Aparece alrededor de los 40 años y su origen todavía no está muy establecido, pero se cree que algún agente infeccioso puede ser la causa de la afección.

Los síntomas fundamentales son: uretritis, artritis y conjuntivitis.

La uretritis es la inflamación del uréter, un tubo de unos 30 cm de largo que conduce la orina desde los riñones a la vejiga; la artritis ya por todos conocida, es la inflamación de una o varias articulaciones y la conjuntivitis es la de ciertos sectores de los ojos. Estos 3 síntomas pueden estar acompañados por otros como ser lesiones de la piel con cambios de coloración, alteraciones de las mucosas en las que se produce erosión e inflamación en zonas genitales y en la boca, dolores de pelvis y cintura, manifestaciones genitourinarias con sensación de orinar más seguido y dolores en rodillas, tobillos, dedos de los pies y de las manos, tendón de Aquiles y planta de los pies.

Todos estos síntomas pueden aparecer después de unos 30 días de contraída la infección, esta se origina en el intestino con dolor abdominal y pelviano y que al realizar los análisis de materia fecal, se ve gran cantidad de bacilos y también puede surgir luego de alguna relación sexual en la que se pueda contagiar enfermedades venéreas con infección gonocócica; pero entendamos que también tiene que haber un territorio fértil para contraer estas infecciones, no todo el mundo así como así le sucede esto, las defensas tienen que estar bastante bajas como para que el sistema inmunológico no lo defienda, de allí lo importante de no someter al organismo a estados de máximo estrés.

El cuadro no dura mucho tiempo, solo unas 5 ó 6 semanas pero se repite varias veces en el año, es como si estuviera siempre latente, haciendo que la persona sienta un estado de malestar general.

El diagnostico se realiza a través de análisis de sangre específicos que dan cuenta de la presencia de ciertos tipos de reumatismos así como otros complementarios que determinan el grado de infección, a su vez, la combinación de los síntomas luego de una buena revisación, confirman la afección, no hace falta nada más, con un buen ojo clínico y bastante experiencia en el tema no es necesario pedir y pedir estudios, se tiene que ser precavido en esto, sino al cabo de algunos años, nuestro cuerpo se puede convertir en una historia clínica con bolsas de radiografías que viajan de acá para allá.

Los tratamientos se basan en medicaciones especificas y controles periódicos, tratamientos físicos con terapias naturales y un ordenamiento en la calidad de vida, el síndrome de Reiter debe detectarse rápidamente y comenzar su terapia, solo así se podrá detener, hay que recordar que la calma deriva de los remedios y los remedios de un buen diagnóstico.

Por eso si reconoce en Usted algunos de los síntomas antes descriptos, no se demore en consultar rápidamente.

PROMO NOMINADO SIN DOLOR 2018

Sin Dolor – Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018

Programa Sin Dolor (Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018 como mejor programa de salud) conducido por el Dr. …