PUBIALGIA

La pubialgia es una afección más común de lo que la gente piensa y muchos la padecen sin saber que la provoca. De por sí, esta afección, generalmente la sufren los deportistas y sobre todo los que hacen altas competencias o entrenamientos disputados en un terreno duro o desparejo y cuyas exigencias son las causantes de los dolores, pero actualmente las estadísticas demostraron que no solo los atléticos lo sufren, la persona común que no hace ningún esfuerzo, más que los trabajos diarios que supuestamente no lesionaría a nadie, también padecen de esta enfermedad.
La pubialgia es una afección que se ubica en la zona de la pelvis, esta se encuentra formada por dos piezas óseas, llamadas huesos iliacos, que unen la columna conectándose al sacro y a las caderas, el pubis es la unión de estos huesos por encima de los órganos genitales, en el sector anterior de la pelvis y en la zona en la que se insertan gran cantidad de tendones, la inflamación en la unión del tendón en el hueso, es el productor del dolor; los tendones que se involucran en la pubalgia son los de los músculos abdominales por arriba y los de los músculos aductores, esos que se encuentran en la parte interna de los muslos, estas 4 riendas traccionan permanentemente y en forma constante la articulación del pubis de donde se sostienen; normalmente un tendón se inserta en el periostio, que vendría a ser la cáscara del hueso, en ocasiones una tracción, un tirón vigoroso de los músculos, arranca, literalmente el periostio, complicando aún más las posibilidades de su curación.
Las causas más comunes por las que esto se produce son, en los deportistas, el patear inadecuadamente un balón, realizar una apertura de piernas demasiado exigida, hacer abdominales exageradamente y también, alguna caída en la que se distiendan estos músculos. En menor medida, para el hombre o la mujer común, rigen las mismas causas pero entendamos que a un deportista para lesionarlo debe realizar muchos mas esfuerzos que cualquier otros.
Los síntomas, para que identifique una pubalgia, son dolor en la zona al pararse o al incorporarse de la cama, estos en ocasiones suelen ser incapacitantes, se describen como punzadas o sensación de quemazón, el dolor se acentúa al subir escaleras, mantener relaciones sexuales, darse vuelta en la cama y obviamente, realizar cualquier actividad deportiva, puede haber dolor de ingle y en los testículos o vagina.
El tratamiento para esta afección consiste, primero en darle descanso a la zona afectada por un tiempo prolongado, mínimamente, un mes más, posterior al tiempo en que desaparecieron los dolores, también los tratamientos kinesiológicos como ondas cortas, infrasonidos y rayo láser, son muy útiles, las maniobras de quiropraxia bien realizadas y en los puntos exactos dan un alivio significativo, las infiltraciones es otra de las armas efectivas y por último, en caso que todo fracase, la cirugía pone punto final a la pubialgia. Como ve un arsenal completo a favor suyo y en contra de su sufrimiento, evidentemente a los dolores del cuerpo le queda poco tiempo y es la ciencia la que logró vencerlos.
PROMO NOMINADO SIN DOLOR 2018

Sin Dolor – Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018

Programa Sin Dolor (Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018 como mejor programa de salud) conducido por el Dr. …