PIE PLANO

Cuando una persona sufre de dolores de pie, tiene gran probabilidad de tener mal carácter o más arrugas en su cara, producto de los gestos de dolor a lo largo de los años. El pie plano en el adulto suele ser motivo de intensos dolores que van desde el pié hasta el alma según describe algunos pacientes.

Esta afección aparece generalmente cerca de los 50 años y se ha comprobado que las mujeres lo padecen mucho más que los hombres y refieren que el problema empezó tiempo atrás con una inflamación del tobillo sin haberse golpeado, caído o torcido y, después de esto se desvió el tobillo. Este relato parecería ser una sentencia para comenzar un largo camino por diversos consultorios para solucionar este problema .

En un comienzo el paciente ve una hinchazón alrededor del tobillo del lado interno, luego aparece dolor en la mitad del arco interno y en los huesos que comienzan a desviar la estructura del tobillo y pié, al individuo le cuesta ponerse en puntas de pie sobre todo por dolor y debilidad del tendón de Aquiles que en estas personas tiene más riesgo de romperse por su desviación, algo muy evidente si se mira al paciente descalzo desde atrás.

Todos estos síntomas van apareciendo lenta y progresivamente a causa de lesiones de los tendones, ligamentos y bolsas sinoviales imprescindibles para la correcta lubricación y funcionamiento de los tendones que sostiene la arquitectura del tobillo.

Un pié tiene que tener un aparato ligamentario fuerte que trabe y estabilice las articulaciones en el momento de caminar y sobre todo de correr; cuando esto falla, cuando es defectuoso, toda la estructura se desmorona aplanando el arco y produciendo dolor de aquellos, que uno se lo regalaría a sus enemigos.

Pero la medicina no corrió tan largo camino en vano, para no dar soluciones a los sufrientes, se entiende que cuanto antes el individuo consulte, menores serán las consecuencias, tanto en las deformaciones como en los dolores. De hecho en las primeras etapas se pueden realizar baños de pies con diversos productos, técnicas de manipulaciones que tienden a corregir y movilizar todas las articulaciones involucradas, las infiltraciones, las pomadas y los parches mejoran notablemente los síntomas. Cuando las desviaciones se instalan existen taloneras correctoras para mantener artificialmente lo que los tendones no pueden sostener. Todo esto es de suma importancia porque no solo el tobillo y el pie se desvían; una articulación mal en el esqueleto es como la manzana en mal estado que puede afectar articulaciones vecinas como ser: rodillas, caderas o cintura, de allí la importancia de la consulta precoz con el especialista. Como último recurso y cuando todo se aprobó y nadie dió resultado, la cirugía hará el resto, ofreciendo diversas alternativas para poner fin al sufrimiento de estas personas.

En definitiva, un diagnóstico correcto y un tratamiento adecuado hará la felicidad de los adultos con los horrendos dolores de pie .

Hoy en la ciencia existen opciones como para que ya vaya imaginando llegar a casa caminando normalmente sin tener que tirar los zapatos sobre la humanidad de cualquiera que se interponga.

PROMO NOMINADO SIN DOLOR 2018

Sin Dolor – Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018

Programa Sin Dolor (Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018 como mejor programa de salud) conducido por el Dr. …