ONDAS DE CHOQUE

Las terapias por ondas de choques es hoy uno de los avances más importante y efectivo para lesiones musculo esqueléticas. Consiste en hacer llegar al tejido lesionado ondas sonoras con gran poder energético capaces de provocar cambios mecánicos y químicos en el lugar de la lesión.

Esta terapia no es nueva, nació hace varias décadas con la litotricia, un método utilizado para romper o desintegrar los cálculos que se formaban en la vesícula biliar, riñones, Páncreas o en glándulas salivares. Son una suerte de percusiones que lograban disgregar estas formaciones cálcicas sin necesidad de una intervención quirúrgica. Para que se interprete mejor, debemos pensar los grandes parlantes de una discoteca cuando son puestos a un sonido máximo, una persona que se coloca delante sentiría una onda de tal magnitud que sentiría como vibra y moviliza varias estructuras del cuerpo. De la misma forma, los equipos de ondas de choques realizan emisiones concentradas y dirigidas hacia la zona de la lesión. El procedimiento es realizado por profesionales especializados que permanece junto al enfermo durante toda la aplicación, dejando de lado el viejo concepto de dejar al paciente conectado a un aparato y despedirlo a los 20 minutos sin evaluar la correcta implementación del equipo.

Los resultados son excelentes y se obtienen luego de 3 o 4 aplicaciones sintiendo desde la primera aplicación un gran alivio y recuperación de la movilidad. Son altamente analgésicas, desinflamatorias y curativas.

El tratamiento se puede aplicar a cualquier edad, es seguro, no es invasivo, no requiere de internación y el paciente puede retornar a su vida deportiva o laboral al terminar su sesión.

Las contraindicaciones no son demasiadas, no se pueden aplicar sobre un foco infeccioso o núcleos de crecimientos óseos, tampoco en pacientes anti coagulados, embarazadas, pacientes con marcapasos, enfermos oncológicos y los portadores de enfermedades desmielinizantes.

Posterior a la aplicación y a lo largo de 1 o 2 días, el paciente puede percibir un aumento de dolor, pueden aparecer algunos hematomas, algo normal para una zona que recibe pequeños golpes y que desaparecen a los pocos días.

Las lesiones que se pueden tratar son:

  • Articulaciones rígidas
  • Bursitis
  • Calcificaciones del tendón de Aquiles.
  • Codo de tenista o golfista
  • Disminuye el tiempo de consolidación de una fractura
  • Espolón Calcáneo.
  • Fibrosis de músculos.
  • Hombro rígido o congelado
  • Lesiones de manos
  • Lesiones de Rodillas
  • Pubalgia
  • Sacroileitis
  • Tendinitis de muñeca.
  • Tendones o ligamentos calcificados
  • Trocanteritis