GIMNASIA INCONSCIENTE

Cuando llega la época veraniega, nos invade el terror a la malla y el miedo a que los rollos reflejados en el espejo nos deprima cada día más y, es entonces, cuando uno se lanza a realizar indiscriminadamente todo tipo de ejercicios para recuperar lo que no se hizo durante el resto del año. Es en este momento cuando surgen las preguntas: la gimnasia sueca?… o la rítmica?… el step?… o la modeladora?… con aparatos?.

Es en este punto donde se presentan las complicaciones; una actividad física sin la preparación adecuada provoca distensiones musculares, esguinces desplazamientos discales y un sinnúmero de lesiones.

La gran diferencia entre esfuerzos y gimnasia es el precalentamiento, se debe tomar un tiempo, tal vez ese que se perdió durante todo el año, para la preparación de la verdadera gimnasia, encargada de afinar y modelar el físico.
Quizás no sea una mera casualidad que la moda de ser flaco y musculoso también tiene que ir acompañado con ser sano y ágil.

Varios son los factores que intervienen en la producción de una lesión: precalentamiento inadecuado, deficiente elongación previa, tipo de comida que se ingiere antes del ejercicio; elemento fundamental ya que estadísticamente se ha comprobado más lesiones en personas con ayunos de cuatro a seis horas, las tensiones previas a la competencia también hacen lo suyo, generalmente las rabietas terminan en un consultorio.

Hay que tener en cuenta que un músculo en actividad aumenta seis veces su volumen en sangre y, en muchas ocasiones este flujo se interrumpe, dando severas lesiones ya que la interrupción del flujo circulatorio provoca la acumulación de sustancias químicas que el músculo no puede eliminar, intoxicándolo, también lo afectan la práctica de ejercicios desacostumbrados y las contracciones excesivas.

Cuando el dolor no aparece durante la actividad, es de esperar que este se presente durante esa noche o al día siguiente, provocando molestias e incapacidad, obligando a la movilidad permitiendo de esa manera la recuperación.

Como solución a estos problemas podemos concluir que una buena preparación es fundamental en cualquier nivel, tanto profesional como amateur, que los controles deportológicos son primordiales a fin de conocer si existen riesgos cardíacos, musculares, articulares y si la química muscular se encuentra en buenas condiciones. Por último, las exigencias exageradas son siempre malas consejeras; por eso recordemos la clásica frase de que el deporte es salud, siempre y cuando la inconsciencia no lo conduzca en sentido contrario.

PROMO NOMINADO SIN DOLOR 2018

Sin Dolor – Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018

Programa Sin Dolor (Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018 como mejor programa de salud) conducido por el Dr. …