EL DEPORTE COMO PREVENTIVO EN SU HIJO

Educamos a nuestros niños de hoy, de manera muy diferente a la de antaño, nosotros, sus padres, tratamos de prepáralos para los grandes cambios sociales que les toca vivir, los adultos no comprendemos el mundo actual, nuestra niñez ya no existe y a veces no trasmitimos enseñanzas correctas.

Un niño en sus primeros tres años de vida es algo así como una cámara fotográfica, que registra todo lo que pasa a su alrededor por lo que nuestra conducta debe tener la menor cantidad de fallas posibles, porque de existir ellas, se traducirán en conflictos que el tiempo se encargará de agravar.

Hoy la niñez se vive con una libertad inédita, tiene en su casa la información que quiere con la radio, la televisión, las revistas, el chico se formula interrogantes que él mismo se responde; actualmente un pequeño pregunta primero sobre sexo y luego de donde vino y ya con ellos no sirve más lo del repollo; por eso las respuestas tienen que ser claras y sin mentiras, debemos hablarles en forma adulta, sin inculcarles los vicios heredados que los grandes llevamos en nuestra existencia; prohibirles o permitirles determinadas cosas conforman un peligroso equilibrio que debemos saber como manejar, un error hoy, es una frustración mañana. El niño recibe información cierta, no disfrazada, de esta manera no se debilita para enfrentar un mundo que mañana tendrá frente a sí, lo que ocurre es que no es la mejor época que les toca vivir a nuestros hijos, el stress, la inestabilidad económica en el hogar, el no saber que carrera seguir y si lo sabe, estudiar acosado por la incertidumbre de que una vez recibido, en que país podrá ejercer su profesión, sumado a todo esto, males propios de estos tiempos: sida, droga, etc.

En un futuro no muy lejano será necesario que tengan una válvula de escape para los problemas que él afrontará, por lo que se hace necesario inculcar a nuestros hijos, desde chicos, la practica del deporte; dice un viejo aforismo: “mente sana en cuerpo sano”, que trasladado a nuestros días sería: “donde entra el deporte no entra la droga”; el joven llegará a ser médico o un gran atleta o quizás ambas cosas a la vez, puesto que una no quita la otra; el deporte educa sin anular la intelectualidad, distrae, libera las ansiedades y es el remedio más barato.

PROMO NOMINADO SIN DOLOR 2018

Sin Dolor – Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018

Programa Sin Dolor (Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018 como mejor programa de salud) conducido por el Dr. …