DOLOR DE HOMBRO EN LA CAMA

Los dolores de hombro son la segunda causa de consulta traumatológica y es superada solo por los dolores de cintura, esto demuestra la gran frecuencia de esta afección y como el ser humano sufre con esta articulación.

Se sabe que el hombro es muy rico en tendones debido a que éstos mantienen firme la articulación y le imprimen la amplia movilidad que lo caracteriza; los más importantes son el tendón del músculo bíceps, ese al que todos los musculosos hacen honor, en especial Popeye quien lo tenía tan desarrollado, también los tendones del tríceps que está detrás de la articulación en la continuidad con la espalda y el llamado supraespinoso que está en la zona lateral, además en la región superior, como si fuera el lugar donde se ubican las charreteras, esta es la articulación de la clavícula con el omóplato y que forma el techo del hombro, allí se encuentra el manguito rotador, tan conocido por los tenistas y que impide movimientos simples como tomar algo del asiento trasero de un automóvil. Todos estos tendones dan dolores al ponerse un saco, abrocharse el corpiño, colgar una percha o servir una bebida.

La mayoría de los padecimientos son durante el día y en actividad, pero hay otros dolores que surgen en la noche, al momento de estar acostado y que despierta al paciente; las causas principales son tres, la primera es que durante el sueño una persona se mueve y cambia de posición unas 30 veces y en algunos de esos cambios queda apoyado sobre el hombro afectado, cargando todo el peso del cuerpo, esto lesiona y aumenta el dolor; la segunda causa es que en reposo hay menos o nada de movilidad y con ello disminuye la lubricación que en definitiva es uno de los elementos de protección de la articulación; y por ultimo también la falta de movimiento disminuye la circulación de la zona que es la encargada de barrer con las toxinas y detritus provenientes del proceso inflamatorio.

Bien, ahora ya sabe porque duele a la noche y también debe saber lo importante de solucionar rápidamente esta afección; para ello, en los casos agudos se podrá optar por las conocidas infiltraciones las que son efectivas y de efecto rápido, también las ondas de choque son una maravilla cuando hay componentes de calcificaciones en algún tendón, por último, la rehabilitación y la fisioterapia son imprescindibles para la etapa de recuperación y para volver a la vida normal.

En definitiva, el dolor nocturno de hombro tiene sus orígenes y también sus soluciones, solo hay que tener en cuenta que cuanto más tarde en resolverlo, menos probabilidades habrá de obtener una completa recuperación, no se demore.

PROMO NOMINADO SIN DOLOR 2018

Sin Dolor – Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018

Programa Sin Dolor (Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018 como mejor programa de salud) conducido por el Dr. …