DEPORTES PARA UN HIJO

Dice un viejo aforismo: “mente sana en cuerpo sano”, adaptado a nuestros días, diría: “donde entra el deporte no entra la droga”, lo que ocurre es que no es la mejor época que le toca vivir a nuestros hijos. El stress, la inestabilidad económica del hogar, el no saber que carrera seguir y si lo sabe, estudiar acosado por incertidumbre de que una vez recibido, en que país podrá ejercer su profesión, sumado a todo esto, males propios de esta generación: sida, droga, etc.

Por todo esto, se hace necesario inculcar a nuestros hijos, desde chiquitos la práctica de los deportes, ya que en un futuro no muy lejano serán válvulas de escape de los problemas que les toca vivir. A tal efecto se sugiere que entre los 6 y 10 años, el niño debe practicar un deporte sencillo, simple, sin finalidad competitiva, fuera de toda norma o reglamento profesional; en esta etapa de la vida es necesario que las actividades físicas sean aquellas que no exijan resistencia excesiva ni esfuerzos notables, debe ser un juego en el que corra, salte, grite o simplemente observe. La gimnasia, natación, carreras simples, pelota al cesto, voley-bol, son ideales, en especial la natación, elemento deportivo fundamental que capacita a todo niño con mayor confianza en el futuro.

Su hijo, sin lugar a dudas, será el habitante del año 2000 y estos deportes recreativos tienen como finalidad permitir que el pequeño se desarrolle normalmente, aumente el apetito y adquiera un hábito deportivo practicable en la juventud.

Luego, a los 13 o 14 años, se procede a la orientación deportiva, acorde con la capacidad, es en esta ocasión donde surgen los notables.

Hoy, con el masivo advenimiento de las canchas de tenis y squash, con un camino que mostró Guillermo Vilas, se considera al tenis como un deporte ideal en el que se exige amplio dominio mental y coordinación psicofísica.

De aquí en más se practicará hasta lograr la especialización deseada.

El joven llegará a ser médico o un gran atleta o quizás ambas cosas a la vez, puesto que una no quita a la otra. El deporte educa sin anular la intelectualidad, distrae, libera ansiedades y es el remedio más barato.

La idea es crear una sociedad futura de hombres sanos, fuertes y nada mejor que los deportes como elemento para lograrlo.

PROMO NOMINADO SIN DOLOR 2018

Sin Dolor – Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018

Programa Sin Dolor (Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018 como mejor programa de salud) conducido por el Dr. …