CIRUGIA DE COLUMNA

Cada vez que se habla de cirugía de columna, a uno le corre frío por la espalda y se siente como si se quisiera emular a la celebre María Antonieta, a quien la guillotina no le trató muy bien su cuello.

Antiguamente, las operaciones de la columna cervical se realizaban desde atrás a la altura de la nuca, como si fuera a traición según diría el paisano, pero ahora se hacen desde adelante, al costado de la garganta y si bien esta es una zona peligrosa por los elementos tan nobles que por allí pasan, la pericia de los neurocirujanos u ortopedistas logra reducir los peligros utilizando separadores que logran mantener a un costado elementos vasculares y nerviosos para dejar el camino libre y directo a la columna, esto es importantísimo pues al abordar la columna desde atrás hay que pasar muy cerca de la médula, con los riesgos que eso implica, mientras que de costado se la elude, llegando solo a los discos intervertebrales, además se realizan, y con mucho éxito, cirugías artroscópicas, similares a las que hace años se hacen en las rodillas; con estas operaciones se obtienen recuperaciones un tanto más rápidas, a tal punto que luego de la intervención, el paciente se retira a su casa después de descansar algunas horas.

Para los que tienen dudas de que se hace en una cirugía de hernia, sepa que se saca el disco en su totalidad, y eso se hace porque ya no cumple ninguna función, ese disco ya no sirve más, si lo quiere más claro, un disco actúa como un amortiguador hidráulico y al igual que cuando un amortiguador se rompe y al perder el líquido hay que reemplazarlo; en la columna solamente se saca, ya que los intentos de discos artificiales no fueron muy exitosos; también la gente tiene la preocupación de que se coloca en el lugar del disco que se extrae, pues bien, en la mayoría de los casos no se coloca nada, y si se imagina que al no tener nada entre una y otra vértebra, estas se tocarán y se desgastarán, no es así, imagínese una habitación con una gran bola de gelatina en su interior; en una operación se saca esa gelatina pero las paredes de la habitación, que es el fibrocartílago, ese sachet que lo contiene, no se toca, o sea que esas paredes seguirán manteniendo la estructura por mucho tiempo; en otros casos y de acuerdo al criterio quirúrgico de cada médico, se coloca, en el espacio que queda donde se saca el disco, algún elemento separador de distintos tipos de materiales. Por todo esto si Usted se hizo varias películas, entienda que no tenían final tan dramático como se imaginó, y que nuestros cirujanos son muy hábiles y hoy en día se extreman los cuidados al máximo, tanto los profesionales como los sanatorios, y mucho tienen que ver los juicios de mala praxis, de los que en muchas ocasiones se abusa demasiado, pero hay que reconocer que, para algunos médicos, el código penal inspiró más respeto y cuidados que el juramento Hipocrático.

Así que si Usted tiene un problema que solo se resuelve con cirugía, anímese, hoy puede hacerlo.

PROMO NOMINADO SIN DOLOR 2018

Sin Dolor – Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018

Programa Sin Dolor (Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018 como mejor programa de salud) conducido por el Dr. …