CIATALGIA

CIATALGIA, AFECCION QUE NO RESPETA EDADES
Error sería suponer que el dolor de nervio ciático, no precisa presentación. Porque si bien es uno de los más frecuentes, insidiosos y que produce gran incapacidad, es poco lo que el vulgar de la gente, conoce sobre él y no lo identifica hasta después de varios días, dejando pasar lastimosamente, preciosas horas, hasta consultar al médico.

Se llama ciatálgia a todo proceso doloroso, que afecta al nervio ciático en su curso, obedeciendo a una compresión del mismo.

La columna vertebral y su contenido, son asiento de un sin número de enfermedades como lumbago o lumbocíatico a la que nos referimos. Son más de 170 las posibilidades que generan dolores en esta zona, pero lo más común son las afecciones de los discos intervertebrales.
Normalmente, entre una y otra vértebra existe un disco de tejido blando, de aspecto gelatinoso, capaz de soportar presiones equivalentes a 500 Kg. por cm2, y que actúa como amortiguador hidráulico, manteniendo separadas las vértebras. Cuando estos discos pierden sus propiedades elásticas o salen del lugar donde habitualmente viven, producen dolores e incapacidad.

Esta movilización anormal del disco, comprime las raíces nerviosas que llegan de la médula espinal y van hacia las piernas, dando intensos y agudos dolores.

Estos pueden aparecer en forma brusca o gradual, describiéndose como punzadas o quemazón desde la cintura o zona glútea y a lo largo de toda la pierna. También entre la rodilla y el pie, puede aparecer la sensación de tener clavado algo.

El enfermo de ciática no puede estar parado y no encuentra posición en la cama, adopta posturas antidolorosas, encogiendo la pierna afectada o doblando la columna en forma de “S”. Esto provoca renquera y la contractura muscular, consecuente, contribuye a agudizar el cuadro.

El nervio ciático, primero avisa con un dolor, luego da voces de alarma como ser: falta de fuerza en el píe, hormigueo, falta de reflejos y otros. Ante éstos síntomas no es difícil pensar que el disco ya ha lastimado seriamente la raíz nerviosa y complicando la curación .

La solución a este problema, va desde el reposo a la intervención quirúrgica, desde la clásica onda corta hasta el moderno rayo Láser, desde el corset de yeso hasta la quiropráxia. Lo que si se sabe, es que una columna ejercitada juega siempre un papel vital para la recuperación.

El hecho es que los principales especialistas en este tipo de afecciones estudian, investigan y debaten sobre cual es el mejor tratamiento.

En ocasiones, la falta de éxitos rápidos para con el problema, estimula la inventiva y señala nuevos rumbos científicos para crear nuevos y mejores tratamientos. Hoy se sigue estudiando para curarlo a usted.

PROMO NOMINADO SIN DOLOR 2018

Sin Dolor – Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018

Programa Sin Dolor (Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018 como mejor programa de salud) conducido por el Dr. …