CERVICOBRAQUIALGIA

Un día muy lejano, un filósofo persa se presentó delante de un célebre médico que ejercía en Roma, mostrándole los dedos de la mano que habían perdido su normal sensibilidad mientras lo revisaba, el enfermo le refería que había seguido los acostumbrados tratamientos a base de emplastos, yerbas, exorcismos, que le fueron prescriptos por otros médicos. Al estudiar estas palabras, el médico no pudo disimular una mueca de desaprobación y a continuación interrogó si había sido herido alguna vez en la espalda, perplejo el filósofo respondió que en años anteriores se lastimó el cuello al caer de su caballo; pues bien, el problema en los dedos proviene de su cuello. Esto ocurrió en el año 171 después de Cristo y el médico fue Claudio Galeno.

Sucede que el adormecimiento de manos o partes de ellas, generalmente tiene su origen en la columna cervical. En la mayoría de los casos un disco intervertebral se hernia y comprime algún nervio, en otros casos la artrosis es causante de estos síntomas, pues aquí los picos de loro actúan como compresores de ese mismo nervio, en otras ocasiones menos frecuentes se encuentran tumores, quistes o problemas modulares.

El comienzo de la afección es generalmente lento y progresivo, aumentando en intensidad. Se inicia en la nuca, siguiendo por hombro y brazo, concluyendo en la mano. El sujeto no puede dormir por los intensos dolores obligándolo, éstos a colocarse boca arriba con la mano detrás de la nuca; permanecer más de una hora en la cama se convierte en un suplicio, en una primera etapa calma al caminar y aumenta al estar sentado. La tos, estornudo, o esfuerzos son actos prohibidos en períodos agudos llegando a producir palidez, hipotensión o vómitos, en los casos más graves. En otras oportunidades no existe dolor y solo el hormigueo en las manos es el único síntoma, en estos casos resulta difícil convencer al enfermo que el origen está en el cuello.

La solución a este problema la tenemos en la descompresión del nervio ya sea con medicamentos que tienen la finalidad de deshinchar la raíz afectada, el reposo, la reubicación del disco por medio de la quiropráxia, movilizar los picos de loros hacia un lugar donde no ejerza presión y en casos realmente agudos impera la cirugía.

Cuanta experiencia se acumula desde aquel diagnóstico de hace tantos siglos. Que lindo sería tomar la máquina del tiempo y poner a Galeno frente a un tomógrafo o ante un quirófano de alta complejidad; si antes con elementos tan precarios hizo lo que hizo, hoy: ¿ya sería premio Nobel?

PROMO NOMINADO SIN DOLOR 2018

Sin Dolor – Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018

Programa Sin Dolor (Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018 como mejor programa de salud) conducido por el Dr. …