BENEFICIOS DE LA NATACION

Según los historiadores, la natación es tan vieja como el hombre y, tal vez nació con algún cavernícola, que escapando de animales salvajes se vio obligado al primer chapuzón.
Desde esos días a la fecha, el hombre, no solo dejó de nadar, sino que perfeccionó la forma de hacerlo.

La medicina considera a la natación como el rey de los deportes, el más completo en cuanto a riquezas de movimientos se refiere y, el solo hecho de moverse en flotación, sin el efecto de la fuerza de gravedad, la distingue como el deporte ideal para los enfermos. Nadar aumenta notablemente el vigor físico, desarrolla armónicamente la musculatura y estimula tanto la circulación como la respiración.
Como en la mayoría de los deportes, el período ideal para iniciarse en la natación es la niñez, pues resulta más difícil de aprender en la adolescencia y bastante penoso en la madurez. Esto tiene que ver con las condiciones psicofísicas del niño, que fuera de carecer de preocupaciones y de temores, su cuerpo alcanza el mejor límite de flotabilidad, logra relajarse en forma natural y posee la flojedad necesaria en sus articulaciones para dar brazadas y realizar pataleo más amplio, también hay que tener en cuenta que a esta edad los niveles de circulación y respiración son óptimos.

A diferencia de otras prácticas, la natación no provoca pérdida brusca de energía, la temperatura del agua y su presión amortiguan cualquier sacudida violenta, lo cual tonifica al nadador en forma inmediata. Se la considera como ideal para la preparación de los deportes de esfuerzo y en casos de personas con lesiones de artrosis, reuma o parálisis logra avances increíbles, dado que mover el cuerpo en el agua no ocasiona dolor alguno.
Se aconseja no prolongar la natación hasta la fatiga, no hacerlo durante el período de digestión, ni transpirado o si se padece de calambres; el agua no debe estar excesivamente fría ya que los espasmos son productores de graves riesgos como escalofríos, desvanecimientos y hasta colapsos. Los baños con temperaturas que oscilen entre los 20º y 22º actúan como estimulantes, abren el apetito y despiertan mayor actividad muscular.

Por todo lo expuesto, la natación es el deporte ideal del hombre, no requiere condiciones físicas especiales por parte de quién lo practica, solo es necesario querer nadar y no tenerle miedo al agua.

PROMO NOMINADO SIN DOLOR 2018

Sin Dolor – Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018

Programa Sin Dolor (Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018 como mejor programa de salud) conducido por el Dr. …