OZONOTERAPIA

La Ozonoterapia es un método natural que consiste en la aplicación por vía de inyecciones de un gas llamado ozono (O3) mezclado con oxigeno (O2) y que aplicado en las zonas dolorosas calma en ocasiones y cura en otras.

A partir de los años 90, el OZONO se ha usado con una eficacia del 80% que no es poco si se lo compara con las garantías que brindan otros tratamientos.

El ozono se usa en países como Cuba, Alemania, Rusia, Estados Unidos y posiblemente sea uno de los descubrimientos más importantes de los últimos años.

Las afecciones mas comunes en donde tiene mas éxito son en .Insuficiencia circulatoria, úlceras de miembros inferiores, se usa en tratamientos cardiológico, para cicatrización de heridas, algunos temas neurológicos como en demencia senil, migraña, cefaleas y Alzheimer, en Ginecología tiene buenos resultados en Infecciones genito-urinarias.

Pero en nuestro país la experiencia mayor se ha concentrado en las afecciones articulares, como artrosis, lumbagos, reumatismos y sobre todo en hernias de discos, que de solo oír este diagnostico, el paciente ya piensa en cirugía, pues bien, hoy existe esta opción para evitar el bisturí. La hernia de disco, como bien se sabe es la prominencia del disco que hay entre vértebra y vértebra, cuando este sale del habitáculo en que vive, comprime las raíces nerviosas que salen de la columna vertebral, dando horrendos dolores, el ozono reduce y achica este disco, haciendo que la compresión ceda y el nervio viva en paz.

El método es sencillo y consta de entre 6 y 10 infiltraciones de ozono locales, dependiendo de la sintomatología del paciente. Estas inyecciones se realizan en los músculos que rodean la columna o dentro del mismo disco, el paciente luego de la aplicación que se realiza sin dormirlo ni internarse, puede volver a sus actividades normales. Al cabo de unos meses y cuando el individuo ya esta curado se comprueba con una nueva resonancia magnética los beneficios del tratamiento y que en ocasiones logra hacer desaparecer el disco herniado.

El método no tiene grandes contraindicaciones, solo unas pocas como embarazo, hipertiroidismo o espondilolistesis.

Además el ozono actúa como un excelente agente antimicrobiano debido a su elevado poder oxidante, pues es capaz de destruir microorganismos patógenos como bacterias anaerobias, virus, algas, hongos y protozoos. motivo por el que en la actualidad está siendo investigada  su posible utilización como tratamiento alternativo del SIDA.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS (información extraída del instituto madrileño de ozonoterapia, Betanzos 60, Madrid) Instituto Madrileño de Ozonoterapia.  

El OZONO es una forma alotrópica (O3) del oxígeno molecular (O2) que está presente, como un constituyente gaseoso natural, en las capas altas de la atmósfera, representando el 0,0001 % de su composición total. El ozono fue descubierto por el físico holandés Van Marum en 1783, investigando con máquinas electrostáticas las cuales desprendían un olor característico; al igual que le sucedió años más tarde, en 1801, a Ciusank al efectuar la hidrólisis del agua

El origen etimológico del  ozono , bautizado así por Scobein en 1840, deriva del griego OZEIN verbo que significa “oler”, ya que este gas presenta un olor muy característico, único y punzante. No puede ser olido cuando su concentración supera las 0,1 ppm pues empieza a ser un gas irritante.

El descubrimiento de las propiedades bactericidas y cicatrizantes del ozono permitió a los investigadores profundizar en el conocimiento de los efectos beneficiosos del mismo, hasta entonces desconocidos, y en el uso del ozono como terapia curativa en los distintos campos de la Medicina. La primera constancia bibliográfica del uso en Medicina, data entre 1915 – 1918, cuando el Doctor R. Wolff empezó en Alemania a hacer curas de Ozonoterapia para la limpieza y desinfección de heridas sépticas de guerra. 

En 1950, Haüsler inventó un generador de ozono para uso médico que permitiría la dosificación exacta de las mezclas de ozono – oxígeno. Este hallazgo fue decisivo en la Terapéutica, pues es necesario aplicar una dosis adecuada de ozono para evitar la peroxidación excesiva que pudiese ocasionar daño en las membranas de las células. Esta dosificación varía entre 1 y 100 mg de ozono/l de oxígeno de acuerdo a la vía de administración y la patología en cuestión.

A finales de los años setenta, el prestigioso angiólogo y cirujano vascular español Dr. E. Sala , entró en contacto con la Sociedad Médica Alemana y descubrió nuevas posibilidades de aplicación. Durante su brillante carrera, no abandonó las investigaciones con pacientes con graves patologías vasculares en el ámbito hospitalario, al igual que dedicó periódicamente su tiempo a escribir artículos que fueron informando sobre métodos, resultados y evolución de la Ozonoterapia como técnica aplicada en distintas patologías.

En 1981, se utiliza por primera vez el ozono en La Habana (Cuba), cuando fue probada la efectividad de este agente como bactericida en la desinfección de agua potable contaminada. Actualmente, es reconocido como el agente antimicrobiano más efectivo para estos fines, a lo que se le suma, la inexistencia de efectos adversos tóxicos en sus residuos. Ya en 1986 , se crea la primera sala experimental de Ozonoterapia en Cuba, donde se desarrollaron tratamientos para enfermedades aparentemente no relacionadas entre sí.

PROMO NOMINADO SIN DOLOR 2018

Sin Dolor – Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018

Programa Sin Dolor (Nominado a los premios Martín Fierro de cable 2018 como mejor programa de salud) conducido por el Dr. …